La Mutua no te da la baja

  • Mutua no te da la Baja

    Mutua no te da la baja

    Te has hecho daño en el trabajo. Te encuentras mal, no puedes trabajar, pero el servicio médico de la mutua no te da la baja. Estás realizando tu trabajo y te haces daño. La lesión que te has hecho te impide seguir trabajando; se lo comentas a la direccion o personal encargado y te dan el parte de asistencia para la mutua. Vas a la mutua y el personal facultativo médico que te atiende te prescribe un tratamiento pero no te da la baja médica.

    • Caso 1

      En la Mutua te dicen que estás bien y que tienes que incorporarte a tu trabajo.
      En este caso nos podemos encontrar con dos situaciones habituales:

      • Acudes al Servicio Médico
        Acudes al servicio médico de atención primaria para que este te de la baja médica y puedas recibir asistencia sanitaria y recuperarte. La baja médica debe darla el personal médico cuando, debido a las dolencias que tienes, no puedes hacer tu trabajo. La baja no la coges tú, te la prescribe un o una profesional de la medicina.
        • ¿Qué puedes hacer?
          Si la mutua no te ha dado la baja y acudes a tu médico o médica de atención primaria.

          [ 1 ] Una vez en la consulta del médico o de la médica de tu centro de salud, es importante que le indiques claramente:

          * Todos los síntomas y molestias que tienes.
          * Cómo y cuándo te has lesionado.
          * Las actividades que realizas en tu puesto de trabajo
          * Las dificultades que encuentras para realizar tu trabajo
          * El problema que has tenido con la mutua.
          * Si el INSS no reconoce el origen laboral de tu dolencia y no estás conforme con la resolución puedes reclamar vía judicial.
          * Si el INSS reconoce el origen laboral de tu baja, pasará a considerarse una contingencia profesional, por lo que a partir de ese momento será la mutua la que se encargue de tu tratamiento médico hasta tu completa recuperación. Además, en caso de que haya diferencia en la prestación económica, deberán pagarte las cantidades correspondientes desde que se inició la baja médica del Sistema Público de Salud.

          [ 2 ] Una vez que el médico o médica de atención primaria te ha dado la baja es conveniente hacer una reclamación a la mutua. Esta reclamación puede hacerse directamente en la Mutua solicitándoles una Hoja de Reclamaciones, y también puede hacerse a través de la página Web de la Oficina Virtual de Reclamaciones de las Mutuas de Accidentes de Trabajo.

          [ 3 ] Realizar una reclamación ante el INSS para que se reconozca que los daños que sufres te los ha producido el trabajo y debería ser la mutua, y no el Sistema Público de Salud, quien se hiciese cargo de la baja médica actual, pero dado que la mutua no quiere reconocer que no puedes hacer tu trabajo en estas condiciones, ha tenido que ser personal medico del Sistema Nacional de Salud quien te ha dado la baja. Esta reclamación ante el INSS es lo que se llama Determinación de Contingencias.
          Esta Determinación de Contingencias también la puede iniciar el propio médico de familia del sistema público de salud; así lo establece el artículo 3 del Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos de incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración.

          [ 4 ] Si el INSS no reconoce el origen laboral de tu dolencia y no estás conforme con la resolución puedes reclamar vía jurisdiccional.

          [ 5 ] Si el INSS reconoce el origen laboral de tu baja, pasará a considerarse una contingencia profesional, por lo que a partir de ese momento será la mutua la que se encargue de tu tratamiento médico hasta tu completa recuperación. Además, en caso de que haya diferencia en la prestación económica, deberán pagarte las cantidades correspondientes desde que se inició esa baja médica.
        • Consecuencias negativas
          Debes pagar el tratamiento farmacológico y los desplazamientos (el 40% del precio del medicamento).
          Si se considera una contingencia profesional todo lo costea la mutua.
          Sólo cobrarás prestación económica si has cotizado un mínimo de 6 meses en la seguridad social.
          En el caso de las contingencias profesionales no es necesaria cotización mínima.
          La prestación económica es menor, salvo que en tu convenio colectivo se mejore:

          Contingencia común:

          * Los 3 primeros días no se cobra nada, corren a cargo de la persona empleada.
          * Desde el día 4 hasta el 20 inclusive corresponde el 60% de la base reguladora. (En este periodo desde el día 4 hasta el día 15 inclusive, la prestación económica corre a cargo de la empresa)
          * Desde el día 21 en adelante, corresponde el 75% de la base reguladora por contingencias comunes.

          Contingencia profesional:

          * El día del accidente o la enfermedad el salario íntegro a cargo de la empresa.
          * Desde el día siguiente a la baja el 75% de la base reguladora por contingencias profesionales.


          Estas prestaciones pueden verse mejoradas por los convenios colectivos de los trabajadores y trabajadoras.

          La base reguladora es menor, lo que hace que otras prestaciones que se calculan a partir de ella también lo sean (como las prestaciones por incapacidad permanente).

          * Si el trabajador o la trabajadora tiene salario mensual el divisor es 30
          * Si el trabajador o la trabajadora tiene salario diario el divisor es igual a los días que dure ese mes.

          En caso de finalizar tu contrato de trabajo, la prestación económica es peor.
          Si tienes secuelas o una lesión permanente no invalidante no tendrás derecho la indemnización al no considerarse de origen profesional.

          Dado que no se reconoce que tu trabajo te ha generado ese problema de salud, no se investigarán las causas ni se aplicarán medidas preventivas para evitar que vuelva a sucederte a ti o a otra persona empleada.
          Si no se reconocen todos los problemas de salud derivados del trabajo no puede valorarse adecuadamente su importancia real ni serán visibles para la sociedad.
          Se deriva un coste al sistema público de salud que en realidad es empresarial.
      • Acudes a tu puesto de trabajo

        Acudes a tu trabajo, pero no puedes realizarlo adecuadamente porque las lesiones que tienes te lo impiden.

        • ¿Qué puedo hacer?
          En este caso, debes volver de nuevo a la mutua para comunicárselo y que te den la baja; Si no te la dan, acude a tu servicio médico de atención primaria para que recibas asistencia sanitaria y te de la baja médica.
        • Consecuencias negativas
          Las mismas que el caso anterior
    • Caso 2

      En la Mutua te dicen que lo que tienes no es de tu trabajo y que tienes que ir a tu servicio médico de atención primaria Puede ocurrir que el servicio médico de la mutua te diga que la lesión que tienes no te la ha provocado el trabajo que estabas realizando sino que es de tu vida privada, o que es una enfermedad degenerativa, o cualquier otro argumento para decirte finalmente que no pueden tratarte esa dolencia y que tiene que ser tu servicio médico de atención primaria quien te trate y te de la baja.

      • ¿Qué puedo hacer?
        Cuando acudes a la mutua porque te encuentras mal y en la mutua te dicen que lo que tienes no es de tu trabajo y que tienes que ir a tu médico o médica de atención primaria.

        Es importante tener en cuenta que el Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos de incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración, determina que cuando la mutua considera que la patología es contingencia común y remite a la persona a su médico de familia del sistema público de salud, debe emitir un informe médico conteniendo diagnostico y motivos que justifican que la consideración de contingencia común, a la vez que informes interpretativos de las pruebas realizadas

        [ 1 ] Acudes a tu servicio médico de atención primaria tal y como te han dicho en la mutua; una vez en la consulta del servicio médico de la seguridad social es importante que le indiques claramente:

        * Todos los síntomas y molestias que tienes.
        * Como y cuando te has lesionado.
        * Las actividades que realizas en tu puesto de trabajo.
        * El problema que has tenido con la mutua.

        [ 2 ] Una vez que el servicio médico de atención primaria te ha dado la baja es conveniente hacer una reclamación a la mutua, para mostrar tu disconformidad porque no reconozcan que te has hecho daño en tu trabajo. Esta reclamación puede hacerse directamente en la Mutua solicitándoles una Hoja de Reclamaciones, y también puede hacerse a través de la página Web de la Oficina Virtual de Reclamaciones de las Mutuas de Accidentes de Trabajo.

        [ 3 ] Realizar una reclamación ante el INSS para que se reconozca que los daños que sufres te los ha producido el trabajo y debería ser la mutua, y no el Sistema Público de Salud, quien se hiciese cargo de la baja médica actual, pero dado que la mutua no quiere reconocer que no puedes hacer tu trabajo en estas condiciones, ha tenido que ser un medico del Sistema Nacional de Salud quien te ha dado la baja. Esta reclamación ante el INSS es lo que se llama Determinación de Contingencias.

        Esta Determinación de Contingencias también la puede iniciar el propio médico de familia del sistema público de salud; así lo establece el artículo 3 del Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos de incapacidad temporal en los primeros 365 días de su duración.

        [ 4 ] Si el INSS no reconoce el origen laboral de tu dolencia y no estás conforme con la resolución puedes reclamar vía jurisdiccional.

        [ 5 ] Si el INSS reconoce el origen laboral de tu baja, pasará a considerarse una contingencia profesional, por lo que a partir de ese momento será la mutua la que se encargue de tu tratamiento médico hasta tu completa recuperación. Además, en caso de que haya diferencia en la prestación económica, deberán pagarte las cantidades correspondientes desde que se inició la baja médica de la Seguridad Social.