Riesgo durante embarazo

  • Riesgo durante embarazo

    Riesgo durante embarazo

    Estás embarazada o en periodo de lactancia y tu trabajo puede perjudicar a tu salud o a la de tu hijo o hija.

    Debido a las tareas que realizas y las condiciones de trabajo en que te encuentras, puede que se vea dañada tu salud o la de tu hijo o hija tanto durante el embarazo como en el período de lactancia. Para evitarlo debes seguir los siguientes pasos:


    - Comunicar por escrito el embarazo a la empresa (la trabajadora no está obligada a comunicar su situación de embarazo pero esta comunicación sirve para promover la situación de especial protección).
    - Solicitar a la empresa la evaluación de riesgos de su puesto de trabajo teniendo en cuenta su embarazo o lactancia, así como las medidas de prevención previstas. Si en la empresa hay delegados o delegadas de prevención puedes hacerlo a través de estas figuras preventivas.
    - Explicar al personal médico que te atiente durante el embarazo las tareas que llevas a cabo en tu trabajo y los riesgos a los que estás expuesta y solicitarle un informe médico sobre tu estado. Con este informe y la evaluación de riesgos, solicitar a la empresa la eliminación o minimización de dichos riesgos o, en caso de no ser posible, el cambio de puesto de trabajo. Modelo 1
    - Si no fuese posible llevar a cabo ninguna de estas actuaciones por parte de la empresa, solicitar a la misma que inicie los trámites oportunos para que te concedan la suspensión temporal del contrato por "Situación de riesgo durante el embarazo o la lactancia natural".
    - Con toda la documentación, solicitas en la entidad con la que la empresa tenga concertada la cobertura de los riesgos profesionales (generalmente una mutua) la Prestación por riesgo durante el embarazo o la lactancia natural; la entidad tiene un plazo de 30 días naturales para responder a la solicitud. Dicha prestación trata de cubrir la pérdida de ingresos que se produce cuando a la trabajadora se le suspende el contrato de trabajo por riesgo durante el embarazo o la lactancia, consistiendo en un subsidio del 100% de la Base Reguladora por contingencias profesionales. Pueden acceder a ella trabajadoras de cualquier régimen (incluidas empleadas de hogar y autónomas), no siendo necesario un período mínimo de cotización al tratarse de una contingencia profesional.

    • Caso 1

      Acudes a la Mutua y te conceden la suspensión temporal de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia.
      Tras comunicar tu estado de embarazo a la empresa, han valorado las tareas que desarrollas y como las desarrollas en tu puesto de trabajo, y en base a esta valoración determinan que tu salud o la del feto corre riesgo durante el desempeño de las tareas de tu puesto de trabajo, te han derivado a la Mutua y en base a dicha valoración te conceden la suspensión temporal de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia.

      • ¿Qué puedes hacer?

        Si estas embarazada o en periodo de lactancia y tu trabajo puede perjudicar a tu salud o a la de tu hijo o hija .
        En esta situación tienes que tener en cuenta lo siguiente:
        [ 1 ] En ese momento se suspende temporalmente tu contrato, por lo que no tienes que ir a trabajar, y empiezas a cobrar la prestación correspondiente que consiste en un subsidio del 100% de la Base Reguladora por contingencias profesionales.
        [ 2 ] Esta prestación finaliza en los siguientes supuestos:

        - Suspensión del contrato de trabajo.
        - Comienzo de la contingencia de maternidad.
        - En el caso de la prestación por lactancia natural, cuando el hijo o la hija cumpla 9 meses.
        - Reincorporación de la trabajadora a su puesto de trabajo por la eliminación del riesgo o a otro compatible con su estado.
        - Extinción del contrato de trabajo en virtud de las causas legalmente establecidas.
        - Por actuación fraudulenta de la beneficiaria para obtener o conservar el subsidio.
        - Si la trabajadora realiza cualquier trabajo o actividad, ya sea por cuenta ajena o propia, siempre que se hayan iniciado con posterioridad a la suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo, incompatibles con su estado.
        - Por fallecimiento de la beneficiaria.
    • Caso 2

      Acudes a la Mutua y no te conceden la suspensión temporal de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia.
      Tras comunicar tu estado de embarazo a la empresa, han valorado las tareas que desarrollas y como las desarrollas en tu puesto de trabajo, y en base a esta valoración determinan que tu salud o la del feto corre riesgo durante el desempeño de las tareas de tu puesto de trabajo, te han derivado a la Mutua, pero la mutua , NO te concede la suspensión temporal de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia, porque dicen que tus tareas no afectan ni ponen en riesgo tu embarazo o lactancia.

      • ¿Qué puedes hacer?
        Cuando acudes a la mutua porque estas embarazada o en periodo de lactancia y tu trabajo puede perjudicar a tu salud o a la de tu hijo o hija y NO te conceden la suspensión temporal de contrato por riesgo para el embarazo o lactancia.
        En esta situación puedes seguir los siguientes pasos:
        [ 1 ] Acude a la asesoría de salud laboral de CCOO.
        [ 2 ] Presentar una reclamación por escrito en la mutua o a través de la Web de la Oficina Virtual de Reclamaciones de las Mutuas de Accidentes de Trabajo reflejando el desacuerdo y pidiendo que se reconsidere la situación y se conceda la suspensión de temporal de contrato por riesgo durante el embarazo o lactancia.
        [ 3 ] Presentar una reclamación previa ante el INSS para que conste el problema con la mutua.
        [ 4 ] Presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
        [ 5 ] Interponer las correspondientes demandas judiciales ante el Juzgado de lo Social.