Presentismo

  • Presentismo

    Presentismo

    Has tenido un Accidente de trabajo. Tras atenderte te ponen en otro puesto de trabajo distinto al tuyo sin darte la baja. Si sufres un accidente de trabajo, acudes a la mutua o al servicio médico de la empresa, y te dicen que no puedes hacer tu trabajo, pero que no te dan la baja, sino que te van a colocar en otro puesto de trabajo donde puedas permanecer bien haciendo otras funciones distintas a las tuyas o bien simplemente descansando. Si se origina esta situación has de saber que se trata de una práctica ilegal; así lo ha determinado en diferentes ocasiones la Inspección de Trabajo de distintas provincias. Si un médico de la mutua o del servicio médico de empresa, determina que las lesiones que ha sufrido un trabajador o trabajadora en su trabajo le impiden desarrollar sus tareas, tienen la obligación de darle la baja médica.

    • Caso 1

      Te mandan a otro puesto de trabajo distinto al tuyo.
      Sufres un accidente en tu puesto habitual de trabajo, acudes al personal médico de la mutua o a el médico o médica del servicio médico de tu empresa, después de reconocerte y valorar la posible lesión, te recetan un tratamiento paliativo [analgésicos, antiinflamatorios, etc..] pero no te da la baja y te comunica que te va a tener que colocar en otro puesto de trabajo distinto al tuyo, porque el tuyo no puedes hacerlo de momento, por las lesiones que tienes.

      • ¿Qué puedes hacer?

        Cuando acudes a la mutua o al servicio médico de la empresa, con una lesión o daño originado en tu puesto de trabajo, pero no te dan la baja y como solución te proponen desempeñar otro puesto de trabajo que no agrave la lesión o descansar en otro apartado de la empresa sin realizar ninguna función pero en ningún caso sin darte la baja.
        [ 1 ] Realizar una reclamación a la mutua, o al servicio médico de la empresa, mostrando tu desacuerdo con esta actuación; esta reclamación puede hacerse directamente en la Mutua solicitándoles una Hoja de Reclamaciones, y también puede hacerse a través de la página Web de la Oficina Virtual de Reclamaciones de las Mutuas de Accidentes de Trabajo.
        [ 2 ] Acude a tu médico o médica de atención primaria.
        [ 3 ] Una vez en la consulta del sistema público de salud es importante que le indiques claramente:

        - Todos los síntomas y molestias que tienes.
        - Cómo y cuándo te has lesionado.
        - Las actividades que realizas en tu puesto de trabajo.
        - Las dificultades que encuentras para realizar tu trabajo.
        - El problema que has tenido con la mutua, o con el servicio médico de tu empresa.

        [ 4 ] Una vez que el médico o médica de atención primaria te haya dado baja médica por contingencias comunes, debes realizar una reclamación ante el INSS para que se reconozca que los daños que sufres te los ha producido el trabajo y debería ser la mutua y no el Sistema Público de Salud, quien se hiciese cargo de la baja médica actual, pero que dado que la mutua no quiere emitir la baja médica, ha tenido que ser el médico o la médica de atención primaria quien te ha dado la baja. Esta reclamación ante el INSS es lo que se llama Determinación de Contingencias.
        [ 5 ] Estas prácticas realizadas por algunas mutuas y algunos servicios médicos de empresas, son ilegales; así lo ha determinado la Inspección de Trabajo y Seguridad Social; por lo tanto conviene denunciar estos hechos ante la Inspección Provincial de Trabajo de tu provincia; para ello puedes emplear el modelo de denuncia del que disponen.
    • Consecuencias Negativas
      Puedes tener problemas para que se reconozca que los daños que sufres han sido provocados por el trabajo: Si no te dan la baja no tienes derecho a que te den una copia del parte de accidente de trabajo, documento esencial, que necesitarás si hay problemas para que te reconozcan que las lesiones que tienes son derivadas del trabajo, o si tienes una recaída posterior por las lesiones que has sufrido en el accidente.

      No hay obligación de cambiar las condiciones de trabajo que han provocado los daños en la salud, y los trabajadores y trabajadoras seguirán sufriendo daños:


      - Cuando algún trabajador o trabajadora sufre un daño en su puesto de trabajo, la empresa está obligada a revisar la evaluación de riesgos y las medidas preventivas de ese puesto de trabajo, con el fin de evitar que se vuelva a sufrir un daño. Al ocultar los accidentes de trabajo y las consecuencias que estos tienen para los trabajadores y trabajadoras, las empresas se libran de tener que revisar las medidas preventivas de los puestos en donde se producen los accidentes de trabajo, y no tienen por lo tanto que invertir en modificar el puesto de trabajo.
      - Al maquillar los datos de siniestralidad, se libran de posibles seguimientos que la Inspección de Trabajo realiza a empresas de alta siniestralidad, así la Inspección de Trabajo no les obliga a cambiar las condiciones de trabajo en los puestos donde se han producido los accidentes o enfermedades profesionales.